Escudo de la Ciudad


El Escudo de Villarrica: Transcribimos parte de la nota remitida en fecha 27 de mayo de 1955 por el señor Ernesto Meaurio, a requerimiento del Señor Intendente Municipal Don Ataliva Araujo, y conversando d una ayer a verme de parte suya el señor Olmedo, Secretario Municipal, y conversando de una carta dirigida a la Municipalidad de esta Ciudad, en solicitud de informes sobre datos históricos relacionados con el Escudo Heráldico de la Villa Rica del Espíritu Santo, formulada por l Comisión Organizadora de un Congreso de Municipalidad a realizarse próximamente en la Madre Patria, le bosquejé algunos antecedentes concomitantes con el BLASON que usa la Municipalidad en carácter no oficial ni autorizado. 

Y digo: no oficial por cuanto que la Municipalidad de Villa Rica no pudiendo dar en el documento que autentica la legitimidad de procedencia del emblema, que en este caso sería una Cédula Real, por mera disposición oficiosa de alguien quien se lo adoptó un día, a título de símbolo de hidalguía, en el membrete de sus papeles de escribir; así en la forma que lo pude conseguir, gracias a unos caracteres bordados de una bandera o estandarte del Espíritu Santo, antigualla de las colecciones de hoy finado Arzobispo del Paraguay, de feliz memoria, Don Juan Sinforiano Bogarín, pero en ausencia absoluta de todo otro instrumento que pudiera dejar fuera de duda su autenticidad. De este mismo modo pasó la gallarda divisa a la portada de "El Guaira" de Cardozo y "Villarrica Contemporánea y su Municipio". 

Por otra parte, es de observar que el Escudo de Armas de nuestra referencia, tiene en sus cuatro cuarteles los símbolos característicos que distinguen al de la Ciudad Hispánica de Toledo; dos leones rampantes y dos torres entrecruzadas en los cantones diestro del jefe y siniestro de la punta y viceversa, y en ausencia del Águila Condal está sustituida nada menos, que con la Corona Real de España, cosa muy difícil de ser admitida: que el Rey otorgara a una Ciudad su más preciada insignia... quedándose sin corona... y como único símbolo parlante del Espíritu Santo, aparece en el Centro del Escudo el emblema de la mística paloma, que con su lengua de fuego transmitió al género humano la sabiduría. 

Las ciudades ibéricas de Badajoz y Burgos tienen corona en sus Escudos de Arma, pero la primera es de príncipe y la segunda condal, y no la real. 

Por estas breves disquisiciones , se me ocurre que el Escudo a que aludimos, podría haber sido concebido por uno de aquellos jesuitas artífices de la época del Coloniaje en honor del Santo Patrono de nuestra ciudad, pero que de ahí no pasó. 

Fuente: Museo Fermín López

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »