Villarrica, 447 Años...


El nombre de Villa Rica del Espíritu Santo le fue impuesto por su fundador en la creencia de que en sus cercanías existían ricas minas de oro y plata y en la consideración al día de su fundación coincidente con la festividad del Espíritu Santo.

Es interesante conocer la fundación y éxodos históricos que determinaron las sucesivas traslaciones de la ciudad de las regiones del Cuaracybera, donde se fundó, y a las próspera y bella Cordillera del Ybytyruzú, donde se encuentra definitivamente asentada.

Villa Rica del Espíritu Santo, debe su fundación a la necesidad de defender las posesiones españolas de las invasiones de los Mamelucos. En efecto, en 1554 durante el gobierno de Domingo Martínez de Irala, García Rodríguez de Vergara fundó la ciudad de Ontiveros como consecuencia de la conquista de la zona del Guairá.

Con el objeto de evitar los daños y asaltos que los Portugueses causaban a los indios Carios de esta Provincia, y por ser la región "escalón y pasaje del camino de Brasil" fundó Ruy Díaz de Melgarejo en 1556 la Ciudad Real cinco leguas más arriba del Salto y en la boca del Pykysyry. Según Blas Garay dicha fundación se realizó a principios de 1557. Posteriormente las noticias acerca de la existencia de minas de oro en las tierras del Cacique Cuaracybera, al este de la Ciudad Real, determinaron al mismo Díaz de Melgarejo a fundar en la Provincia del Guaira el día 14 de Mayo de 1570. La ciudad a la que dio el nombre de VILLA RICA DEL ESPÍRITU SANTO.

La misma quedó asentada sobre un amplio y verdeante campo entre las nacientes del Pykysyry y el Huabay - río de las cañas para asta de flecha - y a tres leguas del Cuaracybera en las tierras de los Ybyrayás donde habitaba el legendario Mbaevera-guazu, que según la fantasía indígena era una ciudad rica y espléndida y que llegó a ser por mucho tiempo el norte y ensueño de los conquistadores. La mágica leyenda de las minas de oro se desvaneció con el correr del tiempo, pero la España Inmortal había dejado en tierras de América la sabia de su linaje, la simiente fecunda y noble de la esencia de su raza y su rica y expresiva lengua. Así el mito geográfico cumplió su destino.

Villarrica, lejos del lugar donde nació, fue convertida en la Capital del 4to Departamento Guairá del Paraguay.

POEMAS DE ROBERT LEÓN HELMAN

VILLARRICA
Villarrica, vas como una mariposa…
Villarrica, traes tu aroma de un tiempo inmemorial…
pasarás por tus calles de silencios,
pasarás por los versos de Ortiz Guerrero,
pasarás por las aguas del Ycua Pyta,
pasarás por los bosques de Ybaroty,
y también pasarás como un suspiro en el viento,
mientras espero…

CAMINANDO POR SAN BLÁS5
Caminando por San Blás, con el alma oscurecida,
divisé a lo lejos el brillo de la ciudad, y dije con pesar:
Oh Villarrica, que has sabido lastimar,
la canción de mi pensar…
Los caminos de arena, en lo oscuro van andando,
a pesar de las estrellas, a pesar de mi soñar,
a pesar de mi cantar:
Oh Villarrica, que has sabido lastimar,
la canción de mi pensar…


Share this

Related Posts

Previous
Next Post »